El 14 de septiembre de 1955, el senador Dr. Eduardo Cruz-Coke Lassabe presenta al Senado de la República un proyecto de ley para crear una Comisión Nacional de Energía Atómica.

¿Quién fue Eduardo Cruz-Coke?

El Dr. Eduardo Cruz-Coke Lassabe (1899-1974) fue ministro de Salubridad, Previsión y Asistencia Social durante la segunda administración del presidente Arturo Alessandri Palma. Fue un insigne político del Partido Conservador y candidato a la Presidencia en 1946.

Se da inicio a una larga discusión política y social en torno al tema, que finalmente ve sus primeros frutos con la creación de la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEN), mediante Decreto Supremo N°432, de fecha 16 de abril de 1964, durante el gobierno del presidente Jorge Alessandri Rodríguez.

Más tarde, el 23 de octubre de 1965, en el gobierno de Eduardo Frei Montalva y mediante la Ley N° 16.319, se crea la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN), continuadora de la CNEN.

Algunos de sus principales hitos se describen cronológicamente a continuación:

1966

Se crea la Comisión Nacional de Energía Nuclear | 16 de abril de 1964

La Comisión establece un Programa Nacional de Medición de la Radiactividad Ambiental, estableciendo para ello 18 estaciones de monitoreo de Arica a Punta Arenas, incluyendo Isla de Pascua. A este proyecto se suman la Fuerza Aérea de Chile, el Ministerio de Salud y las universidades de Chile y Federico Santa María, con la colaboración de la Dirección Meteorológica de Chile y la Dirección General del Territorio Marítimo (Directemar).

Ese mismo año, la Comisión formula un ante proyecto para construir un Centro de Estudios Nucleares (CEN) y un Reactor Nuclear de Investigación, que fue enviado al Presidente de la República de la época. Así comienza a erigirse en los faldeos cordilleranos de la entonces comuna de La Reina en la Región Metropolitana el primer Centro de Estudios Nucleares, mismo lugar que hasta hoy alberga oficinas y laboratorios, junto al Reactor Experimental Chileno N°1 (RECH-1).

Este verdadero patrimonio nacional cristaliza una obra civil y pública única en Chile, construida por un sinnúmero de ingenieros chilenos y extranjeros, técnicos y maestros que, con sus oficios, habilidades y conocimiento, permitieron la conclusión del proyecto.

1968

Compromiso con el control de las radiaciones ionizantes

La CCHEN crea una Sección de Radiomedicina para controlar permanentemente a quienes se exponen a las radiaciones ionizantes. Sus profesionales inmediatamente ponen en marcha el Programa de Vigilancia Médica Radiológica que permanece hasta la fecha, para trabajadores expuestos dentro y fuera de la Comisión.

Por otra parte, la CCHEN inicia actividades conducentes a las aplicaciones de la energía nuclear en la agricultura, con el apoyo de la Universidad de Chile.

1973

RECH-2, el segundo reactor nuclear de nuestro país

En este periodo se inicia la construcción del segundo reactor experimental chileno, denominado RECH-2. La CCHEN, además, desarrolla un proyecto para crear un centro piloto de radioterapia, lo que se plasmaría más adelante en la creación de Instituto de Radiaciones Médicas (IRM).

1974

Programa Nacional de Recursos Radiactivos

El Estado de Chile formula, con la colaboración de la CCHEN, el Programa Nacional de Recursos Radiactivos, destinado a la prospección de minerales de uranio para su explotación y, al mismo tiempo, para alcanzar conocimiento en la minería de este importante elemento de la fisión nuclear.

1974

Los impactos de la primera puesta a crítico del RECH-1 | 13 de octubre 1974

La primera puesta a crítico del reactor RECH-1 da paso al trabajo de grupos multidisciplinarios que enfocan sus tareas en problemas nacionales clave, como el diagnóstico y tratamiento del cáncer, la radiomedicina, los desafíos medioambientales y el progreso industrial.

En ese marco se desarrollan técnicas en el campo de los trazadores radiactivos para la caracterización; estudios de sistemas dinámicos para la investigación del efecto de las radiaciones ionizantes en el mejoramiento de propiedades, esterilización y reducción de microorganismos y elementos patógenos en diversos productos; para el análisis hidrológico y medioambiental o técnicas para la eliminación de la mosca de la fruta del territorio nacional, el cual se exhibe como uno de los logros de mayor impacto de las aplicaciones nucleares en el país.

1975

Comienza a funcionar el primer Laboratorio de Radioisótopos y Radiafármacos

La CCHEN pone en marcha el primer Laboratorio de Producción de Radioisótopos y Radiafármacos del país, para la elaboración de isótopos radiactivos, utilizados principalmente en medicina.

Con apoyo del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la unidad dedicada al estudio de Isótopos Ambientales de la Universidad de Chile se traslada al CEN La Reina, constituyéndose, prontamente, en el Laboratorio de Isótopos Ambientales de la Comisión.

Por otra parte, y en el transcurso de ese mismo año, la CCHEN comienza a implementar la técnica de Análisis por Activación Neutrónica.

1976

Se comienzan a utilizar los trazadores radiactivos

La CCHEN comienza a fabricar nuevos radioisótopos para emplearlos como trazadores radiactivos en diversos estudios en la minería y la industria.

1977

El RECH-2 alcanzó su primera criticidad | 24 de octubre de 1977

El Reactor Nuclear Experimental Chileno, denominado RECH-2, se ubica en el centro de Estudios Nucleares Lo Aguirre, en la comuna de Pudahuel.

1978

Comienza a operar la Planta de Irradiación Multipropósito

Ubicada en el Centro de Estudios Nucleares Lo Aguirre de la CCHEN, esta planta se emplea para irradiar alimentos y materias primas de diversa índole, cuya principal finalidad es la esterilización de dichos productos.

En la actualidad, esta planta sigue siendo única en Chile, con un régimen de operación por turnos que cubren las 24 horas y los 365 días del año.

1980

Creación del Laboratorio de Metrología de Radiaciones Ionizantes

A partir de este año, la CCHEN comienza a recibir y almacenar los desechos radiactivos del país. Dos años después, concreta un proyecto de cooperación técnica con el OIEA para avanzar en las técnicas aplicadas para el tratamiento y la gestión de este tipo de residuos.

1981

Se inicia la construcción de planta piloto para obtener óxidos de uranio de alta pureza

1982

Primeros radioisótopos producidos en Chile

El Instituto de Radiaciones Médicas (IRAM) es transferido al sector privado, con la finalidad de ofrecer mejores tratamientos a los pacientes con cáncer. Hoy continúa operando exitosamente en la Región Metropolitana.

1984

Ley de Seguridad Nuclear

Se promulgan la Ley de Seguridad Nuclear y el Reglamento de Instalaciones Radiactivas, donde la CCHEN tuvo una activa participación en el desarrollo de sus contenidos.

1985

Creación de Laboratorio de Dosimetría Personal

La CCHEN creó su propio Laboratorio de Dosimetría Personal.

Actualmente existen empresas autorizadas para dar este mismo servicio, pero, en cualquier caso, la CCHEN y los centros privados están obligados a enviar los registros de dosis de cada usuario al Instituto de Salud Pública de Chile, donde se mantiene y centraliza esta importante información.

1986

Inauguración de la Planta Elementos Combustibles

La CCHEN inaugura una Planta para la Fabricación de Elementos Combustibles para sus reactores de investigación. El trabajo de todos estos años ha permitido que hoy la CCHEN haya consolidado su potencial para fabricar combustible con base en uranio, una capacidad única en Chile, que le ha permitido alcanzar independencia en el abastecimiento de estos elementos para sus reactores.

1993

CCHEN inicia actividades de investigación en plasmas y fusión nuclear

1998

Elementos combustibles elaborados en Chile

Este año fueron introducidos en el núcleo del RECH-1 los primeros dos elementos combustibles fabricados completamente en Chile.

1999

Puesta en operación contador de cuerpo entero

La CCHEN incorpora otro tipo de examen complementario a la dosimetría interna y externa, mediante la puesta en operación de un contador de cuerpo entero. La tecnología evalúa la radiación proveniente de isótopos radiactivos que por alguna vía fueron incorporados en el organismo.

En forma complementaria, la Comisión incorpora cátedras de protección radiológica y tecnologías nucleares en diversas carreras universitarias de pre y pos grado, producto de convenios con la Universidad de Chile, Universidad de Valparaíso, Universidad de la Frontera, Universidad Mayor, Universidad Católica de Valparaíso y Universidad Tecnológica Metropolitana.

2000

SPEED

Se concreta un importante acuerdo con la Universidad de Düsseldorf (Alemania), para la donación del dispositivo denominado SPEED (experimentos de descarga pinch rápida de Düsseldorf, por sus siglas en inglés) al grupo experimental de física de plasmas de la CCHEN.

Durante más de 20 años de trabajo continuo, los profesionales de la CCHEN han investigado en plasmas por descargas eléctricas transientes, haciendo contribuciones en temas como los z-pinches, descargas de cátodo hueco, descargas capilares y plasma focus. En particular, este grupo de trabajo se han constituido en un referente mundial en la miniaturización de equipos plasma focus y en el desarrollo de generadores portátiles de rayos X o de neutrones para diversas aplicaciones

En otro ámbito, en ese mismo año, la CCHEN colabora en la implementación de estaciones de monitoreo de ondas sísmicas, ondas hidroacústicas y ondas de infrasonido situadas en Isla de Pascua e Isla Juan Fernández, como parte del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares.

Por otra parte, la CCHEN comienza, a escala piloto, el procesamiento de material y tejidos biológico para su esterilización a través de la irradiación gamma. Esta labor dio origen al Laboratorio de Tejidos Biológicos.

2002

La llegada del Ciclotrón

La Comisión adquiere el primer ciclotrón del país para la producción de Flúor 18 y la marcación de glucosa con este radioisótopo. Este servicio tuvo un éxito importante, pues impulsó que una serie de hospitales y clínicas del país adquirieran dicha tecnología posteriormente.

La glucosa marcada se utiliza para el diagnóstico de cáncer prematuro, incorporando así técnicas de detección temprana de cáncer.

2004

Energía nuclear y su uso en la agricultura

La institución inicia relevantes estudios sobre los efectos de los plaguicidas utilizados en la agricultura, a través de una intensa investigación que abarcó las regiones de O´Higgins y Maule en Chile.

2008

Producción de Flúor 18

Se inicia en el Ciclotrón la producción de Fluoruro de Sodio (18F-NaF), un radiofármaco utilizado específicamente para el diagnóstico del cáncer de huesos.

2010

Red Latinoamericana para la Educación y la Capacitación en Tecnología Nuclear

La CCHEN se incorpora a la Red Latinoamericana para la Educación y la Capacitación en Tecnología Nuclear.

Por otra parte, se remodela el Laboratorio de Control de Calidad y el Laboratorio de Producción de Radiofármacos, bajo los estándares de las Buenas Prácticas de Laboratorio de la industria farmacéutica.

2011

Modernización del LMRI

Se inicia el proyecto de modernización del Laboratorio de Metrología de Radiaciones Ionizantes y la mantención de los patrones secundarios del CEN La Reina.

2012

La CCHEN se moderniza para la medicina nuclear

Continúan los avances en la modernización del Laboratorio de Producción de Radioisótopos y Radiofármacos, que implica la construcción del subterráneo para desechos; el pasillo frío y las zonas de ingresos, con las áreas de vestidores, baños y duchas; la obra gruesa al interior del laboratorio; la construcción de una losa para la instalación de las nuevas celdas y la construcción de la sala de ventilación.

2013

Acuerdos interministeriales

La CCHEN y el Ministerio de Salud acuerdan un trabajo conjunto para la creación del primer banco de tejidos radio-esterilizados unificado del país.

En el plano de la prevención y protección, la CCHEN dsarrolla la infraestructura de protección radiológica con que cuenta el país en la actualidad, así como la infraestructura para la evaluación de la radiactividad ambiental y el cuidado y monitoreo de los recursos humanos operacionalmente expuestos en clínicas, hospitales e industria, a través de la vigilancia y control dosimétrico. Adicionalmente, construye instalaciones seguras para el procesamiento de los desechos radiactivos que naturalmente generan las acciones en este campo.

Para desarrollar capacidades nacionales de trabajo en ambientes radiológicos, la CCHEN, desde sus inicios, elabora constantes programas de capacitación en protección radiológica operacional, dirigidos a profesionales y técnicos que se desempeñan en esas instalaciones, a estudiantes y a organizaciones en un amplio rango de áreas.

De igual modo, la CCHEN, a lo largo de su historia, evalúa y fiscaliza instalaciones cada vez más numerosas y complejas. Así, hoy la Comisión fiscaliza a más de 400 instalaciones radiactivas del país, del área de industria, medicina y academia.