Las recomendaciones internacionales, especialmente del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y la legislación ambiental vigente, disponen que los residuos de procesos – sean radiactivos o industriales – no deben impactar al medio ambiente.

En la CCHEN existen programas de: vigilancia radiológica operacional del lugar de trabajo, control dosimétrico externo e interno, vigilancia médica y control de la radiactividad ambiental

Desde hace más de 25 años, la CCHEN gestiona los desechos radiactivos generados no solo en las actividades de la propia Comisión, sino también provenientes de actividades radiológicas realizadas en industrias, hospitales, clínicas, universidades, etc. Además, mantenemos un estricto monitoreo de la presencia de elementos radiactivos.

Entre los años 1966-1996, fue implementado un programa para medir y evaluar los niveles de radiactividad ambiental y la estimación del riesgo para la salud de la población en todo el territorio nacional, que podrían causar los ensayos nucleares atmosféricos realizados por Francia en el Pacífico Sur.

Para su desarrollo, fueron establecidos convenios con el Ministerio de Salud, para muestras de alimentos y agua potable; con la Dirección Meteorológica de Chile, para muestras de agua de lluvia, polvo sedimentable y material particulado del aire, y con la Dirección General del Territorio Marítimo, para muestras de agua de mar y productos marinos,llegando a constituir una red de 11 estaciones a lo largo de todo el país. El resultado fue que, durante todo el período de monitoreo, ninguna muestra presentó niveles que afectaran la salud de las personas o el medioambiente.

El programa fue discontinuado una vez que cesaron los ensayos nucleares. Por otra parte, fue establecida una red mundial para la verificación de dicho cese. Chile forma parte de esta red con 7 estaciones de monitoreo, dos de las cuales realizan mediciones medioambientales.

Actualmente, en la CCHEN existen programas de: vigilancia radiológica operacional del lugar de trabajo, control dosimétrico externo e interno, vigilancia médica y control de la radiactividad ambiental del emplazamiento o ubicación de instalaciones.

Por otra parte, la CCHEN tiene el único laboratorio del país para realizar análisis de componentes radiológicos en agua, alimentos y muestras ambientales. Esto ha permitido contar con los resultados de análisis radiológicos de cientos de muestras de agua potable, aguas de proceso de industrias alimenticias y empresas pesqueras en las que, hasta ahora, NUNCA han sido encontrados niveles que superen los estándares nacionales.

Para conocer más, revisa nuestro compromiso con el medio ambiente