Inicio > NOTICIAS > Noticias 2016 > ESPECIALISTAS DE EE.UU. Y CCHEN PROFUNDIZAN CAPACIDADES DE CONTROL DE LAS FUENTES RADIOACTIVAS “HUÉRFANAS”

ESPECIALISTAS DE EE.UU. Y CCHEN PROFUNDIZAN CAPACIDADES DE CONTROL DE LAS FUENTES RADIOACTIVAS “HUÉRFANAS”

emergencias

Uno de los frentes de seguridad y prevención que requiere mayor dedicación profesional por parte de los países tiene que ver con lo que se conoce como fuentes radioactivas fuera del control regulatorio, llamadas también “huérfanas”, debido a que no se encuentran en poder de sus dueños. Para ampliar capacidades tecnológicas y humanas en nuestro país, la CCHEN coordinó una misión de especialistas del Department of Energy de EE.UU., para transferir tecnología y entrenamiento a organizaciones nacionales participantes de la Comisión de Seguridad en Emergencias Radiológicas, CONSER.

A través de entrenamiento avanzado, se mejoró la capacidad tecnológica a través de una nueva plataforma interactiva conocida como Realistic Adaptive Interactive Learning System (RAILS). La coordinadora de esta actividad y jefa de la Unidad de Emergencias de la CCHEN, Loreto Villanueva, señaló: “El taller cumplió ampliamente los objetivos que estaban planteados y en opinión de los asistentes fue mucho más amplio de lo que se esperaba, con una herramienta de capacitación e-learning que resultó ser mucho más profunda que la que teníamos antes”.

Paralelamente, este entrenamiento implementó un taller avanzado de rastreo y protección de fuentes huérfanas, para las organizaciones participantes: Oficina Nacional de Emergencias –ONEMI-, Ministerio de Salud, Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones, Bomberos de Chile, Dirección General del Territorio Marítimo, Servicio Nacional de Aduanas y la Dirección General de Aeronáutica Civil. Loreto Villanueva explica que el segundo objetivo era retomar los fundamentos del procedimiento para búsqueda o rastreo de estas fuentes, a través de un procedimiento detallado de búsqueda, detección y evaluación radiológica y finalmente un procedimiento de recuperación y descontaminación. Todos esos procesos se siguieron en la parte teórica y después hubo una preparación para un ejercicio práctico que duró dos días completos en dependencias de la empresa de fundición Gerdau Aza, que facilitó sus instalaciones para el ejercicio. Loreto Villanueva: “Estas fuentes perdidas o robadas no tienen propietario conocido o el verdadero propietario la ha declarado perdida por robo. Al estar fuera del control regulatorio de rutina, alguien puede tratar de trasladarla por un paso fronterizo sin la documentación de rigor. Si aparece, entonces uno tiene que poder rastrearla, encontrarla y recuperarla en forma óptima. Esto es lo que pretenden estos entrenamientos”.

Durante el ejercicio se utilizaron los equipos detectores de radiación que fueron donados hace poco más de un año por el programa Rastreo y Protección, conducido por el Pacific Northwest Laboratory, (PNNL), para la Oficina de Seguridad Física del Departamento de Energía de EE.UU. La coordinación entre las organizaciones chilenas se mejoró ya que estaban mucho más familiarizadas con los equipos. “Por supuesto hay muchos desafíos por delante para el trabajo con las distintas organizaciones involucradas” observó Loreto Villanueva y agrega “Surgió la recomendación de que este tipo de ejercicios lo hiciéramos anualmente todos. En este momento tenemos la instancia para canalizar estas iniciativas porque existe el CONSER y la capacidad de generar protocolos para su conocimiento y aplicación en cualquier parte del país en forma estándar”.

Este tipo de entrenamiento permite incorporar nuevas herramientas de capacitación interactiva y aumentar la capacidad de control que Chile tiene sobre elementos radiactivos, que nos permiten manejar o evitar incidentes de seguridad física que puedan comprometer la salud de los especialistas de emergencias y del público en general.

 

1 1 1 1 1 Califique este articulo 5.00 (2 Votos)