Inicio > NOTICIAS > Noticias 2016 > Una nueva fase en la cultura de seguridad en gestores de radiación ionizante de latinoamerica

Una nueva fase en la cultura de seguridad en gestores de radiación ionizante de latinoamerica

info

Cada vez más las organizaciones buscan gestionar los elementos que hagan sus actividades más seguras para los trabajadores y el entorno. Esto es especialmente importante en industrias que manejan procesos complejos y que requieren ser monitoreados permanentemente. Uno de estas industrias es la de las radiaciones ionizantes, que podemos encontrar en los centros de salud, instalaciones manufactureras, obras de construcción o de explotación minera, por nombrar algunos sectores que aprovechan los beneficios de esta tecnología.

La CCHEN ha integrado recientemente sus tres sistemas de calidad (ISO 9001, OSHAS 14001 e ISO 18001) para optimizar sus procesos de gestión ambiental, lo que incluye minimizar riesgos y avanzar en una cultura de seguridad. Precisamente es este concepto el que se busca desarrollar a fondo en la Institución y mantenerse al día en las mejores prácticas que conlleva. Como parte de las entidades que manipulan fuentes de radiación ionizante en Latinoamérica, la CCHEN accede regularmente a instancias formativas junto a otras organizaciones de la región, que contribuyen a nivelar las capacidades en la temática de seguridad. Precisamente, en el marco de un proyecto del Organismo Internacional de Energía Atómica, que persigue fortalecer la infraestructura de los países en materia de protección radiológica para usuarios, Chile acogió recientemente el taller regional sobre cultura de seguridad en las organizaciones, instalaciones y actividades con fuentes de radiación ionizante.

Rubén Ferro, ingeniero cubano especialista en el tema señala que el organismo internacional trabaja este tema desde 2012 en Latinoamérica, como parte de un esfuerzo para promover, difundir y desarrollar el concepto de cultura de seguridad en las organizaciones que utilizan fuentes de radiaciones ionizantes. Si bien es un tema muy desarrollado en el área de las centrales nucleares de generación eléctrica, en este momento la región es líder en acciones de difusión y comprensión de conceptos de cultura de seguridad en otras áreas relacionadas a la radioactividad

Ferro insiste en que es un tema profundo en las organizaciones: “Estamos hablando de una nueva forma de pensar. La cultura de seguridad tiene que ver con las actitudes y comportamientos de las personas, de la forma en que se hacen las cosas. Estamos aprendiendo a hacer la cosas de una forma diferente a cómo las veníamos haciendo”. Insiste en que esto no es algo que se logra rápidamente, toma tiempo cambiar formas de pensar que se han instalado. Por lo tanto, no se puede afirmar que habrá un tipo de cultura de seguridad específico en un tiempo específico, sino más bien irá pasando por las particularidades y características de cada país de la región. Hay países que están más preparados y en mejores condiciones que otros, por eso se toma en cuenta la situación real de cada caso.

La cultura de seguridad es parte del proceso de desarrollo lógico de los enfoques de seguridad de todas las industrias que trabajan con riesgo. Inicialmente se elaboran estrategias para mejorar las tecnologías, para después mejorar los sistemas de capacitación de los operadores de estas tecnologías. Ahora, Latinoamérica está en la fase de hacer que las organizaciones y los individuos en ellas vean la seguridad como una prioridad en todos los casos. Se incorporan a la gestión elementos diversos: priorización de la seguridad respecto a otros intereses, presiones económicas, intereses comerciales; cómo se involucra al personal en los temas de seguridad; cómo cada uno de los miembros se siente responsable de su seguridad y de la de otros, del público, de los clientes. “Es un cambio, un complemento a cómo se ha visto la seguridad hasta ahora. Estamos en una fase inicial, de capacitar personas, trasmitir y se comprenda la información en los países” señala Rubén Ferro. Los representantes de los países se tienen la misión de transmitir esta información y sensibilizar a sus directivos, buscando el compromiso de ellos en todo lo que hay que hacer en cultura de seguridad. La segunda misión es empezar a dar pasos en estos países con programas en sus organizaciones para trabajar en cada uno de los diez elementos básicos de la cultura de seguridad.

El curso es el tercero en la región: el primero fue en 2012 en México y luego en 2013 en Brasil. Además de Rubén Ferro, participó la experta Claudia Silveira de Brasil y el Oficial Técnico del curso Rodolfo Cruz-Suárez, como representante del OIEA. Participaron profesionales y técnicos representantes de instituciones usuarias de fuentes radiactivas de Argentina, Brasil, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela, además de Chile.

1 1 1 1 1 Califique este articulo 0.00 (0 Votos)