Inicio > Nucleoelectricidad > DISMINUYE LA RADIACIÓN EN FUKUSHIMA

DISMINUYE LA RADIACIÓN EN FUKUSHIMA

El último reconocimiento aéreo de la región de Fukushima revela un patrón de contaminación significativamente reducido en el espacio temporal de un año, debido a los procesos naturales de descomposición radiactiva y dispersión.

.


El Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología (MEXT) dio a conocer el 1 de marzo el último mapa basado en los datos recogidos por un estudio entre octubre y diciembre del año pasado. En comparación con la versión de octubre y noviembre de 2011 que mostraba una gran extensión coloreada, con cada cambio de color indicando una reducción a la mitad de la dosis de radiación medida.

Lo más evidente, es una marcada reducción en el tamaño de la porción roja, que representa altas tasas de dosis de radiación de más de 19,0 microsieverts por hora (uSv / hora) - unos 166 milisieverts por año (mSv / año). Cualquier medición por encima de 50 mSv / año es caracterizada como “con dificultad de retorno" por las autoridades japonesas.

medición Fukushima
Figura 1: Compara dos mediciones de radiación realizadas con un año de diferencia(Click para agrandar)
(Imagen: MEXT, World Nuclear Association)


El accidente de la planta de energía nuclear en Fukushima Daiichi en marzo de 2011 liberó tres sustancias radiactivas principales: el yodo-131, cesio-134 y cesio-137.

De éstos, el yodo-131 es el más rápido en decaer, con una vida media de alrededor de ocho días lo que significa que su contribución al mapa radiactivo de 2011 es casi nula. De mayor interés es el cesio-134, con una vida media de dos años, el que mostraría una reducción significativa en el intervalo de tiempo anual según se muestra en los mapas. Se esperan otras reducciones notables debido al decaimiento constante de cesio-134, los que irán decreciendo gradualmente durante los próximos años.

El problema a largo plazo sigue siendo el cesio-137, el que tiene una vida media de aproximadamente 30 años, por lo que los niveles de radiación ambiente se mantendrán elevados durante un tiempo significativo. El gobierno nacional y los gobiernos regionales de Japón están abordando esto a través de un amplio programa de limpieza y descontaminación.

En forma adicional al decaimiento, los procesos naturales también han contribuido a reducir los niveles de contaminación en el último año. Las precipitaciones mueven la contaminación a través de los sistemas fluviales hacia el mar, donde las fuertes corrientes y un efecto de dilución de gran alcance producen que la radiactividad sea prácticamente indetectable, incluso en las cercanías de la central eléctrica dañada. Adicionalmente, la región sufrió un tifón Clase 4 en julio de 2012, lo que ayudará a acelerar los efectos de dispersión.

Fuente: World Nuclear News

1 1 1 1 1 Califique este articulo 0.00 (0 Votos)