Historia de la energía nuclear

La Energía Nuclear, desde sus inicios, ha concitado el interés y la atención de la humanidad. Para la mayoría de las personas existe una triste asociación entre energía nuclear y la bomba atómica, lo que ha generado temor, desconfianza y sobre todo desconocimiento sobre el amplio espectro de las aplicaciones pacíficas de este tipo de energía.

Muchos científicos a lo largo de la historia permitieron el desarrollo del conocimiento, la experimentación y las aplicaciones prácticas de la energía nuclear. Ya a finales de siglo XIX se habían iniciado una serie de investigaciones que sentarían las bases de esta ciencia, tales el descubrimiento de los rayos X, el descubrimiento del electrón y el descubrimiento del fenómeno de la radiactividad, realizado por Becquerel en forma accidental, sin dejar de mencionar el arduo trabajo desarrollado por el matrimonio de Marie y Piere Curie, respecto del estudio de las sustancias radiactivas y el descubrimiento de los elementos Polonio y Radio.

Fue en 1939, cuando Lisa Meitner y Otto Hahn descubrieron que mediante un neutrón se podía dividir un núcleo atómico de Uranio, liberando una gran cantidad de energía en el proceso, fenómeno que hoy en día conocemos como la fisión nuclear. Este descubrimiento permitió que en 1942 Enrico Fermi obtuviera la primera reacción nuclear controlada, en el primer reactor nuclear que se construyó para estos fines: “La Pila Atómica de Fermi”.

Recién a finales de 1950 comienza la utilización práctica de esta energía, mediante el uso de reactores nucleares para producir energía eléctrica. Los inicios del desarrollo nuclear chileno se remontan a esta década. Es así como, en 1954 se crea el Grupo de Física Nuclear en el Departamento de Física de la Universidad de Chile, donde se adquirió un acelerador de partículas, que tuvo utilidad para la investigación y la formación de recursos humanos hasta bien entrado el siglo XX. Posteriormente, el 14 de septiembre de 1955, el Dr. Eduardo Cruz Coke Lassabe presentó al Senado de la República un Proyecto de Ley referente a las nuevas energías que Chile podría disponer en un futuro cercano. Trató, según sus palabras, “el más inquietante de los problemas del mundo contemporáneo: el descubrimiento del manejo del fuego atómico, en su uso pacífico”. Su intervención marca un hito relevante que marcó el inicio en el desarrollo de esta actividad en el país.

Años más tarde, durante la presidencia de don Jorge Alessandri Rodriguez, en específico el 16 de abril de 1964, se crea la Comisión Nacional de Energía Nuclear y el 23 de octubre de 1965, fue creada la Comisión Chilena de Energía Nuclear, CCHEN, continuadora de la Comisión Nacional de Energía Nuclear, siendo la CCHEN una entidad del Estado.

Para más información sobre la historia de la energía nuclear visite el siguiente enlace:
http://energia-nuclear.net/historia_energia_nuclear.html