Fuente: IAEA (2019)
Fuente: IAEA (2019)

Las diversas fuentes de generación de energía pueden producir impactos tanto positivos como negativos en el medio ambiente que nos rodea, caso en el que serían afectados los componentes acuáticos, terrestres o aéreos.

Se ha considerado que la energía nuclear, durante el proceso de producción de electricidad, tiene un bajo impacto ambiental, solo asociado a los residuos radiactivos. Estos se originan en todas las etapas del ciclo de vida del combustible nuclear y son manejados bajo altos estándares de seguridad, con el fin de reducir los posibles efectos de la radioactividad.

Se plantea también que, la energía nuclear puede impactar positivamente al medioambiente dada la baja contribución de emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI), ya que no emite CO2 durante su operación, lo que representa una estrategia viable para enfrentar el cambio climático.

Más información en: