La actividad de “control de venta de litio” responde a la obligación dispuesta en la ley 16.319 que crea la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN), en la que se establece que este elemento, entre otros, es material de interés nuclear. Respecto de lo anterior, la legislación, en su Artículo 3º, señala que: “el objeto de la comisión será atender los problemas relacionados con la producción, adquisición, transferencia, transporte y uso pacífico de la energía atómica y de los materiales fértiles, fusionables y radioactivos”.

Adicionalmente, en el Artículo Nº 8 de la misma, indica que: “Por exigirlo el interés nacional, materiales atómicos naturales y el litio extraídos, y los concentrados, derivados y compuestos de aquéllos y éste, no podrán ser objeto de ninguna clase de actos jurídicos sino cuando ellos se ejecuten o celebren por la Comisión Chilena de Energía Nuclear, con ésta o con su autorización previa. Si la Comisión estimare conveniente otorgar la autorización, determinará a la vez las condiciones en que ella se concede. Salvo por causa prevista en el acto de otorgamiento, dicha autorización no podrá ser modificada o extinguida por la Comisión ni renunciada por el interesado”.

En consecuencia, y en función de la legislación precedente, la Comisión ha estimado, desde 1980, otorgar nueve autorizaciones, para las cuales se han determinado las condiciones específicas en las que estas se concedieron. A la fecha, los permisos otorgados se mantienen vigentes, y corresponden a las empresas mineras: Codelco Pedernales y Maricunga, Minera Salar Blanco, Cominor, Simbalik, SQM (1996 y 2018) y Albemarle (1980 y 2016).

A partir del año 2016, el Consejo Directivo de la CCHEN comenzó a emitir autorizaciones, no solo por el control sobre las ventas, sino que considera además la fiscalización de la extracción neta de litio desde el salar. Para cumplir con este objetivo, el equipo de la Comisión está trabajando para contar con una plataforma informática que facilite y permita el control de las ventas de litio y, en el futuro, llevar el registro de la extracción neta del material.